Por la puerta de atrás. Con una de las peores rachas que se recuerdan en el Principado. Con el equipo en el descenso (18º). Con una sola victoria en los 12 encuentros disputados este curso. Así dice adiós Leonardo Jardim, posiblemente uno de los mejore entrenadores que han pasado por el banquillo del Mónaco en los últimos años.

No sólo por los resultados sino por lo generado en el club. Una sinergia entre la filosofía que tomó el equipo y la capacidad del técnico luso en potenciar las características de las jóvenes promesas que tenía a su cargo. Una combinación de rendimiento económico y deportivo que trajo consigo grandes años y muchos millones a las arcas monegascas.

Leonardo Jardim aterrizó en 2014 al renovado club de El Principado -en 2011 el multimillonario ruso Dimitri Rybovlev adquirió el equipo- donde las grandes inversiones dieron paso a las farónicas ventas y la apuesta en firme por talento imberbe.

De ese modo, el entrenador portugués se sentó en el banquillo de un club que viraba y cambiaba su dirección. Un giro de 180 grados en su dinámica y estrategia deportiva (ese mismo año se marcharon James al Madrid por 75 millones de euros y Falcao cedido al United) que sería un arma de doble filo para Jardim.

El inicio fue alentador. Aquella temporada, la 2014-15, Leonardo logró dibujar un equipo tan joven como efectivo. Acabaron quintos en Le Championnat y alcanzaron los cuartos de final de la Champions League, donde les eliminó una Juventus que llegaría a la final y la perdería ante el Barça.

El siguiente curso, el 2015-16, se saldó con un tercer puesto, pero la verdadera temporada de oro para Jardim sería la 2016-17, donde Leonardo conduciría a los monegascos al título liguero. Un entorchado que va mucho más allá del mérito de levantarlo, pues supuso la ruptura de la hegemonía parisina en la era Al-Khelaïfi(el PSG llevaban cuatro títulos conquistados de forma consecutiva). Un título del que no se disfrutaba en el Principado desde hacía 15 años.

Toda esa juventud rebosante y ese trabajo imperial que lograba sacar el máximo potencial de jóvenes futbolistas ha sido el mismo que ha provocado su adiós. Tan sólo dos cursos después Jardim se despide del Mónaco con la plantilla más joven de Francia (23,7 años de media) y con la idea de que aquella dinámica que lo encumbró ha sido la misma que lo destierra hoy.

No sólo resultados deportivos

Bajo el brazo de Jardim han pasado jugadores que hoy militan en los grandes clubes del Viejo Continente. Leonardo hizo debutar y esculpió el potencial de futbolistas como MbappéMartialLemarMendyBakayokoBernardo SilvaFabinho… una lista de nombres hoy conocidos, pero que fue bajo el regazo del técnico luso donde crecieron y maduraron hasta lo que son hoy.

Jugadores que tras su explosión en Mónaco bajo las directrices de Jardim hicieron las maletas a nuevos destinos a cambio de cantidades cuantiosas de dinero. Un paso fugaz en el que el papel del entrenador portugués fue clave.

El ‘Jardim’ de estrellas de Leonardo en Mónaco

  1. Mbappé (al PSG por 135 millones de euros)
  2. Lemar (al Atlético de Madrid pot 70 millones de euros)
  3. Martial (al Manchester United por 60 millones de euros)
  4. Mendy (al Manchester City por 57,50 millones de euros)
  5. Bernardo Silva (al City por 50 millones de euros)
  6. Fabinho (al Liverpool por 45 millones de euros)
  7. Bakayoko (al Chelsea por 40 millones de euros)
  8. Kondogbia (al Inter de Milán por 36 millones de euros)
  9. Kurzawa (al PSG por 25 millones de euros)
  10. Yannick Carrasco (al Atlético de Madrid por 24, 76 millones de euros)

El Mónaco ingresó un total de 764, 55 millones de euros desde que Jardim se sentó en el banquillo de el Principado e inicio su peculiar fábrica de talentos(no se cuentan las ventas de la 14-15, ya que fue la temporada de su llegada). Una gestación de grandes promesas que este curso parece que será más difícil llevar a cabo y en la que, además, ya no estará Leonardo Jardimel verdadero príncipe de Mónaco en los últimos cuatro años.