La Contraloría General de la Ciudad de México inició una auditoría de los gobiernos delegacionales en Coyoacán que encabezaron los perredistas Mauricio Toledo y Valentín Maldonado.

De acuerdo con información publicada en La Jornada, la Contraloría capitalina atendió la petición vecinal respaldada por 23 mil firmas, por lo que serán revisados la utilización y distribución de programas sociales, el manejo de cuotas de centros culturales, sociales y deportivos, la utilización de presupuestos participativos no ejercidos, licitaciones de espacios públicos y construcciones que violan los usos de suelo.

Los vecinos solicitaron la revisión porque luego de varias comparecencias en el �?rgano de Control Interno de la alcaldía, se permitió juntar evidencias contra los exdelegados.

Mauricio Toldo gobernó la demarcación entre 2012 y 2015, hoy es diputado federal, su sucesor Valentín Maldonado pidió licencia al cargo como delegado en diciembre de 2017 para participar como candidato a una diputación local. Si bien el perredista perdió la elección alcanzó un espacio en el Congreso de la Ciudad de México por la vía plurinominal.

En septiembre pasado un grupo de vecinos de distintos barrios y colonias de Coyoacán solicitaron al contralor Eduardo Rovelo Pico la realización de una auditoría señalando la existencia de “un patrón de corrupción que implica extorsiones a pequeños comercios, despojo de espacios públicos de unidades habitacionales, uso electoral de programas sociales, discriminación política en el acceso al agua, hostigamiento a vecinos denunciantes, entre muchas otras faltas que consideran graves y que a la fecha no han tenido sanción alguna”.

La organización Vecinos Unidos de Coyoacán también inició un mapeo de los presuntos delitos cometidos por las autoridades de la delegación, en donde se exhiben cambios indebidos de usos de suelo, obras fantasma, despojo de espacios públicos, extorsiones, entre otros.