En México lindo y querido todo es posible, la cuestión es ser constante y tener fe a lo que dedicas para sacar adelante a la familia.

Los ejemplos de tenacidad se llaman, Lupita y Nachito, vendedores de elotes y esquites en avenida Ejército Nacional y Moliere. Por eso el negocio lleva el nombre de una de esas calles “EsquitesMoliere”.

esquites1.jpg

Es cierto Lupita y Nachito están despiertos desde las 3 de la mañana para que antes de que salga el sol empiece a ofrecer sus productos; elotes y esquites a los clientes más exigentes.

Un manjar típico mexicano que lo puede uno encontrar en muchas partes de la capital y el país. Es decir que cualquiera te los vende, pero no cualquier se posesiona en el gusto de las personas por más de 60 años.

esquites2.jpg

Pero con Lupita y Nachito es diferente porque sus productos tienen algo especial que provoca filas de 20 y hasta 30 personas, porque saben  que después de probar este manjar regresarán nuevamente a degustarlos.

Es una actividad lícita como cualquier otra, sin embargo, llama la atención que al lugar acuden a comprar sus elotes y esquites ricos y pobres, personas de todos los estratos sociales. Para todos hay y lo mejor es que todos salen contentos porque son  frescos y  buenos los productos.

B_xjQmGVEAAuq-z.jpg

El negocio cuenta con más de 60 años de tradición.

  • Lo inició el papá de doña Lupita, Don Guadalupe y así se llamaba el negocio.

Para doña Lupita y don Nachito  es un orgullo estar en la cima con su negocio, pero también una gran responsabilidad porque tiene que cuidar el mínimo detalle para que los productos sean frescos y al gusto de los clientes.

Además alcanzar el éxito en una actividad que para muchos no tiene ciencia, es más difícil porque hay que ganar la confianza de los clientes.

“Eso se consigue a base de trabajo diario, sin claudicar y conscientes de que el cliente siempre tiene la razón”.

esquites3.jpg

Además, indicaron, para que el negocio prospere tienes que ser paciente por varios años y dirigirlo personalmente si no  quieres que a corto plazo quiebre.

Doña Lupita y don Nachito  son sinónimo de éxito y pocos cómo ellos alcanzan la cima, sin embargo la lucha diaria y la constancia colocó a su negocio en próspero que le da para sacar adelante a su familia y hasta para darse uno que otro lujito.

f7159de7455d537fbed785833e21c06b

Por ello invitaron a los capitalinos que gustan de los elotes y ésquitesa visitarlo en su negocio ubicado en Ejercito Nacional y Moliere para que constaten que sus productos alcanzan los estándares de calidad y precio, y lo mejor es que los clientes siempre saldrán a gusto porque  degustarán por algo que pagaron.

esquites-don-josue.jpg

Doña Lupita y don Nachito son modestos y rechazan  decir cuántos elotes o esquites venden en un día, sin embargo señalan que las ventas alcanzan para sacar todos los gastos que ya tiene en agenda y lo mejor es que deja utilidades y por eso cada día se esmeran en complacer los gustos de los clientes.

“Hay que descansar poco y trabajar mucho si quieres prosperar y ganar el pan de cada día y la familia está consciente de que así es y por eso no vacilan en levantarse a las tres de la mañana a realizar un trabajo que nos trae dinero, satisfacción pero sobre todo estabilidad laboral”, concluyeron.