Por: Allie Ann

La oveja Dolly fue el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta. En su momento, hubo preocupación de que la clonación causara osteoartritis prematura, pero según los expertos de la Universidad de Nottingham y la Universidad de Glasgow han confirmado que dichas preocupaciones no tienen fundamentos.

El equipo de científicos hizo radiografías del esqueleto de Dolly, que murió en febrero de 2003, y de otras cuatro (Debbie, Denise, Dianna y Daisy),  que se derivaron de la línea celular que dio origen a Dolly. En estas pruebas, notaron que la osteoartritis de dichas ovejas era similar a otras que habían sido concebidas naturalmente.

Kevin Sinclair, profesor de Biología del Desarrollo en la Escuela de Biociencias, dijo que anteriormente se creía que Dolly había envejecido prematuramente pero no se habían hecho pruebas para comprobarlo, por lo que decidió realizar este estudio para aclarar la situación.

La investigación descartó la teoría de que el proceso de clonación podría inducir el envejecimiento prematuro y otros padecimientos relacionados.