SINAPSIS

A unos días de la segunda vuelta de la elección presidencial en Brasil, el exmilitar Jair Mesías (sic) Bolsonaro, candidato de extrema derecha de 63 años, lleva una cómoda ventaja de 18 puntos sobre su contrincante Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y suplente del expresidente Lula da Silva quien se encuentra tras las rejas.

La campaña de Haddad ha sido mancillada por los escándalos de corrupción del PT a grado tal que tuvo que deshacerse de los clásicos colores de su partido para reemplazarlos por la bandera brasileña “verde-amarilla”.

El viejo lobo de mar, el expresidente Fernando Henrique Cardoso quien ostenta una agenda socialdemócrata también marcó sus distancias con Haddad, lo que marca la fractura profunda de la “izquierda” brasileña en beneficio de la derecha militarista y neoliberal.

Según la BBC, David Duke, el supremacista blanco y exlíder del Ku Klux Klan “elogia” a Bolsonaro “pero critica su cercanía a Israel”.

Según Reuters, Bolsonaro, devoto evangelista quien se ha bautizado en las aguas del río Jordán, anunció que su primer viaje oficial como presidente será a Israel.

Se descuenta que la elección de Bolsonaro será un triunfo indirecto de Trump con quien comparte estrategias, objetivos y afinidades.

El 28 de octubre el continente americano en general y Latinoamérica en particular habrán transformado en forma dramática su cartografía ideológica.

HOME

@AlfredoJalifeR_

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037