Tuvieron que pasar 28 años para que el Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes albergue un juego de futbol americano colegial y será está domingo con el duelo entre Águilas Blancas y Burros Blancos del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El 4 de octubre de 1946 fue inaugurado este recinto de la capital mexicana con el juego entre Pumas de la Universidad Nacional de México y los Aguiluchos del Heroico Colegio Militar.

Pero el 10 de noviembre de 1990 fue la última vez que se realizó un juego de la categoría con la 55 edición del Clásico IPN-UNAM, en el cual Pumas salió airoso por 27-23.

El ayuno termina este domingo, cuando la llamada “Guerra Civil Politécnica” se realice entre Burros Blancos y Águilas Blancas.

El primer cuadro tiene la obligación de ganar y el segundo de seguir en la cima de la clasificación del torneo categoría mayor de la ONEFA.

El juego de este domingo es el platillo fuerte de la séptima jornada del torneo de Categoría Mayor XL Aniversario de la ONEFA, por lo que se vuelve histórico para el futbol americano del país.

Sin embargo, el sábado se miden Pumas de la UNAM y Auténticos Tigres de la UANL, equipos dominadores de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA) durante la última década.

De la misma manera, Leones de la Universidad Anáhuac campus Cancún y Potros Salvajes de la UAEM, en el marco del Coliseo Maya de Quintana Roo, definirán quién será el último invicto de la Conferencia Blanca.

En tanto que Correcaminos Reynosa UAT y Centinelas del CGP definirán la sede de su choque semifinal de la Conferencia Roja para la próxima semana. Y Halcones de la Universidad Veracruzana y Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) definirán al cuarto y último invitado a los playoffs de este mismo sector.