Durante su visita de agradecimiento por Saltillo, Coahuila, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la construcción del nuevo aeropuerto en la Base Militar de Santa Lucía significaría un ahorro de 100 mil millones de pesos, “no obstante serán los resultados de la Consulta Ciudadana los que se tomen en cuenta para tomar la decisión. Igualmente, al margen de lo que se decida, tanto las inversiones como los programas sociales se encuentran garantizados por el próximo gobierno federal”.

Reiteró que “hay recursos suficientes, no quiero dejar de ser imparcial, pero si me lo permiten esta vez: Si se hacen dos pistas en Santa Lucía hay un ahorro de 100 mil millones de pesos”.

López Obrador se reunió con el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, tras esta comentó que existe disponibilidad presupuestal y que los montos ya invertidos no se perderán independientemente de la decisión que resulte elegida en la Consulta Ciudadana, “vamos a garantizar inversiones. Los contratos con los que están trabajando en la construcción del aeropuerto de Texcoco están blindados”.

Refirió que en el caso de que decidan que lo mejor es Santa Lucía, “no va a pasar nada, vamos a garantizar esos contratos porque vamos a garantizar que esos contratos de obra en vez de seguirse realizando con Texcoco, se realicen con ese volumen de obra en Santa Lucía”.

Dijo que los programas sociales de su gobierno también cuentan con suficiencia presupuestal, por lo que no habrá problema en la entrega, “no afectaría ningún programa social porque si se decide por Santa Lucía o por Texcoco, se tienen previstos recursos. Hay ya un fideicomiso que tiene recursos suficientes para continuar Texcoco o iniciar la construcción de dos pistas en Santa Lucía”.

Invitó a la población a participar en la Consulta Ciudadana que se realizará del 25 al 28 de octubre, ya que por primera vez se tomará en cuenta a todos los mexicanos sobre el destino de una obra, al tiempo que reiteró la importancia de los medios de comunicación en la difusión del tema para que la ciudadanía tome la decisión que considere más conveniente.

Recalcó, “no hay nada qué temer, eso es lo que puedo decir para que libremente, absolutamente los mexicanos decidan en la consulta lo que más conviene. No adoptaré posturas encontradas, así es la democracia, es pluralidad. Tenemos que respetar la opinión de todos y al final que se participe”.