Padres de familia del jardín de niños Marcelino de Champagnat de la alcaldía de Gustavo A. Madero, exigieron a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) expliquen la situación del presunto agresor sexual de por lo menos 37 pequeños de entre tres y cuatro años de ese centro educativo.

En conferencia de prensa en el Palacio Legislativo de San Lázaro, Nancy García, integrante de la Asociación de Padres de Familia del kínder, acusó a las autoridades de esconder a Ramón “N” y a más empleados del plantel.  También aseguró que fueron agredidos por granaderos, mientras se manifestaban, en lugar de recibir apoyo de las instancias capitalinas.

“Nosotros queremos pedir el apoyo de ustedes para que se haga justicia, es lo único que estamos pidiendo, que se haga justicia, que detengan a esta persona y a sus cómplices, que vendría siendo su jefa inmediata, que viene siendo la inspectora Itzel Torres Cabrera y Hada Torres Gutiérrez también la subdirectora Ivonne, ya que ellos estaban en el plantel en los dos turnos”, detalló Nancy.

Explicó que cuando los padres de familia interpusieron la denuncia la SEP retiró al presunto agresor de su cargo y además cerró el plantel sin ninguna explicación, y a la fecha no saben de él, por lo que, lo declararon como prófugo.

“La SEP lo retira según para resguardo de los niños, lo esconden, ahorita no sabemos de esta persona no sabemos de él, se toma como prófugo porque no sabemos de él, de igual forma retirar a la directora y a la subdirectora, ella se retira, igualmente la SEP los está escondiendo. El martes 16 de octubre completamente sacaron a todos los maestros de la escuela y ellos la cerraron, poniendo una cartulina diciendo suspensión de clases a partir del 16 de octubre, no más, no dieron la cara, no dijeron nada”, recalcó.

En tanto, Héctor Rodríguez, presidente de la Asociación de Padres de Familia en la Ciudad de México, exigió a las autoridades de la SEP una reunión en el plantel con los afectados, afirmó que hasta el momento no lo han hecho.

“Es para exhortar a la autoridad educativa y de procuración de justicia a que esclarezcan los hechos ocurridos en este kínder. Es indignante que la propia SEP maree a los propios padres para que no hagan denuncias y no hagan nada, hasta ahora la SEP no les ha dado cuentas a los padres de familia, la escuela está abandonada, no tiene ningún personal docente y pedimos una mesa de trabajo con autoridades de la SEP”, señaló.