Para atender a la población afectada por el corte de agua que habrá del 31 de octubre al 4 de noviembre, el gobierno de la Ciudad de México erogará 60 millones de pesos para rentar 556 pipas y comprar cinco mil tinacos.

Durante la presentación del operativo que será implementado durante estos días, el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, informó que 36 mil trabajadores de la administración que encabeza, participarán en las labores de apoyo a la ciudadanía.

Se van a ocupar recursos extraordinarios que tendrán que ser supervisados, de manera muy específica por la Contraloría, para que se transparente perfectamente el tema de adjudicaciones, como son las pipas”, explicó.

El director general del Sistema de Aguas (Sacmex), Ramón Aguirre, detalló que se dispondrá de mil 157 pipas, 70 de ellas de la Comisión Nacional del Agua  (Conagua) y 346 de las alcaldías, aunque enfatizó que la prioridad serán hospitales, escuelas, asilos, comedores comunitarios y reclusorios.

A partir del 5 de noviembre vamos a empezar a recuperar y estabilizar la red. El día 6 vamos a continuar con un proceso de mejora del servicio y la mayor parte de la ciudad va a tener normalizado el servicio el día 7, aunque puede haber algunas colonias, de las críticas, que todavía tengan problemas, pero van a ser las menores”, comentó.

En tanto el secretario de Seguridad Pública, Raymundo Collins, dio a conocer que seis mil policías garantizarán el orden durante la entrega del agua. Se vigilarán las 86 garzas y se contará con 50 patrullas por si es necesario escoltar las pipas.

Por su parte, el procurador General de Justicia, Edmundo Garrido, mencionó que 300 elementos de la Policía de Investigación (PDI) con el apoyo de 150 unidades, se sumarán al patrullaje. Habrá 10 Ministerios Públicos móviles para atender cualquier contingencia y advirtió que, en caso de robo de pipas, los responsables podrían alcanzar hasta dos años de prisión.

El Oficial Mayor, Jorge Silva, señaló que no se suspenderán las labores en el gobierno de la Ciudad de México,  aunque se prevé dar el día 2 de noviembre a los trabajadores que no laboren en áreas operativas.

Con la finalidad de atender cualquier emergencia se instalará un Mando Central en la Secretaría de Seguridad Pública, además de que cada alcaldía afectada contará con un centro de control para la coordinación de acciones.

Se confirmó que serán 480 colonias las afectadas, por lo que las autoridades exhortaron a la población para que a partir del 27 de octubre comience a almacenar agua.

Señalaron que, con estas reparaciones que se harán por un periodo de 72 horas en el Sistema Cutzamala, la Ciudad de México contará con una mejor distribución y presión de agua para los próximos años, en los que ya no se prevé un corte como el que se presentará y el cual será histórico.

NO SE SUPENDERÁN CLASES: SEDU

Durante la presentación del programa para atender la contingencia por la falta de agua, el titular de la Secretaría de Educación (Sedu) local, Mauricio Rodríguez, reiteró que no habrá suspensión de clases e indicó que, en las 13 alcaldías afectadas por la falta del suministro, hay 2 mil 233 escuelas de educación básica, de las cuales 953 tendrán especial atención ya que no cuentan con cisterna.

En el caso de las mil 380 que sí cuentan con cisterna se hará un abastecimiento previo y en las 953 que no tienen, vamos a contar con tinacos”.

De acuerdo con Rodríguez Alonso, en Cuauhtémoc hay 200 planteles, de esos 138 no tienen cisterna; en  M. Hidalgo son 141 y 106 no tienen cisterna; en Á. Obregón hay 188 escuelas y 68 no tienen cisterna; en Cuajimalpa son 53 y 25 no tienen cisterna; en Azcapotzalco son 180, 102 sin cisterna; en B. Juárez son 114, 26 no tienen cisterna; en Coyoacán son 190, 52 sin cisterna; en Iztacalco son 149 y 53 sin cisterna; en Iztapalapa son 498, 189 no tienen cisterna; en M. Contreras son 74 y 25 sin cisterna; en Tláhuac, 100, 49 no tienen cisterna; en Tlalpan 162 y 62 no tienen cisterna; y en V. Carranza son 164 y 58 no tienen cisterna.