Luego de un día complicado en los ensayos, Lewis Hamilton encontró el antídoto para tomar ritmo en la calificación. El británico lució poderoso, pero no lo suficiente para alcanzar a Red Bull, que hizo el 1-2.

Daniel Ricciardo Max Verstappen fueron los más veloces en la qualy con cronos de 1:14.759 y 1:14.785 respectivamente. Unas cuantas milésimas menos que el 1:14.894 del actual líder del Campeonato.

“Ayer fue un día difícil, estábamos muy atrás, pero hoy hemos dado un paso adelante. No esperaba acabar tercero. El equipo analizó la información y tercero era lo máximo que podía conseguir”, dijo Hamilton tras la clasificación. “Para ganar mañana dependerá de la salida y lucharé por escalar posiciones”.

El inglés deberá al menos terminar séptimo el domingo si es que quiere coronarse por segundo año consecutivo en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Para ello, deberá no perder de vista lo que haga Sebastian Vettel, quien saldrá detrás suyo en cuarto sitio.

“Tenemos trabajo para la carrera, el año pasado tenía al coche rojo (Ferrari) detrás de mí, así que voy a tomar precauciones. Tercero es un buen lugar desde el que salir, voy a luchar para intentar ganar una posición, sin perder de vista a los toros (Red Bull) que tendré delante”, señaló.