Hace ya dos semanas, se realizó en el territorio nacional la Consulta Ciudadana para que el pueblo pudiera elegir cual era la mejor opción para poder construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en dicha consulta, se le consultaba al pueblo acerca de cual proyecto era mas conveniente para la nación, teniendo como opciones el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco, o, la Ampliación de la Base Militar de Santa Lucía para poder utilizarlo como aeropuerto.

La consulta tenía como principal función hacer que MORENA legitimara sus futuras acciones por hacer en dicho tema, es por ello que decidieron realizar la consulta antes de que AMLO tomará posesión como Presidente de la República, pues de lo contrario, debían de cumplir con la Ley Federal de Consulta Popular, la cual dicta las características y las formas en las cuales se debe de llevar dicha consulta, mismas, que se incumplieron en su mayoría. Sin embargo, al realizarlo antes de ser Presidente, esto no tiene validez legal alguna.

Haya sido como haya sido, la consulta da como ganador el proyecto de la ampliación de la Base Aérea Militar número 1 de Santa Lucía y todo parece indicar que será ahí donde se realizaran las obras para el próximo proyecto aeroportuario que tendrá nuestro país.

Es una realidad que MORENA ha presumido que la ampliación de dicha base militar será muchas veces mas barato que el proyecto ya en construcción de Texcoco, argumentando que la construcción de dos pistas de 4.5 y 5.0 km de longitud respectivamente será de 70,000 millones de pesos, sin embargo, de lo que no hablan es de los costos que conllevará la cancelación del proyecto de Texcoco y la creación de la infraestructura necesaria para poder hacer que el trayecto entre la Ciudad de México y la Base Militar numero 1 sea mas sencillo y  se pueda abastecer a los usuarios de servicios básicos.

Según varios informes, el aeropuerto de Santa Lucía necesitará aproximadamente 31 obras de infraestructura para poder hacer que sea eficiente y eficaz, principios que deben ser básicos en cualquier obra que realice la Administración Pública.

Dentro de las 31 obras que se mencionan, destacan: Un hotel de 310 habitaciones (525 millones 493,581 pesos 59 centavos), Un estacionamiento cubierto (2,444 millones 169,569 pesos 19 centavos), La creación de un Centro de Rescate y Extinción de Incendios C.R.E.I. (4 millones 205,681 pesos 37 centavos), La compra e instalación de radares aéreos (1,327 millones 991,040 pesos), Edificio de aduana (4,443 millones 642,089 pesos 42 centavos), entre muchas otras obras.

Sumado a estos gastos, se debe considerar los costos por la cancelación del NAIM de Texcoco, pues al día de hoy se habían firmado más de 220 contratos con proveedores y empresas privadas encargadas de la construcción del mismo. Se estima que el costo por la cancelación al día de hoy asciende a los 220,000 millones de pesos.

Esperemos que a AMLO y su equipo no le salga mas caro el caldo que las albóndigas y que el proyecto de ampliar la Base Aérea Militar de Santa Lucía sea realmente mas barato que el proyecto que se estaba realizando en Texcoco, pues a lo que vemos al día de hoy y con la información que sigue saliendo a la luz día a día pareciera que la cancelación de el proyecto de Texcoco y la propuesta de ampliar Santa Lucía es únicamente un capricho y un berrinche por parte del gobierno entrante.

Damos nuestro mas sentido pésame a la señora diputada Carmen Medel por el sensible fallecimiento de su hija Valeria Cruz Medel, esperando que pronto encuentre la fuerza para la resignación. Asimismo condenamos esta y toda muestra de violencia que se de en nuestro país y como ciudadanos realizamos un llamado a las autoridades para que esta ola de violencia pare ya.