adal villasana

Estamos ante un escenario jamás imaginado en México: el número de víctimas de feminicidios que tenían entre cero y 17 años aumentó un 60% en cuatro años. Todos los días una noticia del tema. Qué hicimos o qué dejamos de hacer como sociedad, para llegar a estos escenarios.

Con base en datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y septiembre de 2015 hubo 38 menores asesinadas por motivos de género, cifra que subió a 61 para el mismo periodo de este año.

Mientras que, en los primeros ocho meses de este año, en la Ciudad de México iniciaron 28 carpetas de investigación por este delito.

Para septiembre de ese año el país sumó 295 indagatorias por homicidios contra mujeres. Para el mismo periodo de 2016 fueron 441; en 2017 contabilizaron 547 y al corte del 30 de septiembre de este año suman 607 carpetas.

Al abrir el rango de edad, las cifras al tercer trimestre de cada año analizado son de 306, 470, 568 y 625, respectivamente, un alza del 104% en el número de mujeres asesinadas.

De los 46.5 millones de mujeres de 15 años y más que hay en el país, 66.1% (30.7 millones), ha enfrentado violencia de cualquier tipo y de cualquier agresor, alguna vez en su vida, establecen estudios del INEGI.

Y no es una cuestión geográfica, de preparación académica o posición social. Entre 2014 y 2016, las entidades que presentan las tasas más altas en homicidios de mujeres son Baja California, Colima, Chihuahua, Guerrero, estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Zacatecas.

Un aspecto que nos debe de alertar es el creciente número de feminicidios y la violencia con la que se ejecutan; por ejemplo, 36 de cada 100 mujeres asesinadas, fue estrangulada, ahorcada o sofocada, ahogada, quemada, golpeada con algún objeto o herida con un arma punzocortante; es tres veces mayor que entre los hombres.

Textualmente hay que decirlo: el Estado falló en su tarea primordial de brindar seguridad a sus gobernados. Todos estamos en un grupo vulnerables, pero las mujeres más y las niñas mucho más. Dónde quedó la paz y la seguridad de este pueblo.

En Twitter @TXTUALes y en Instagram @villasana10