CRITICO

Durante el sexenio que acaba de concluir, el Gobierno Federal se encargo de invertir una cantidad amplia de recursos en dos aspectos fundamentales, por un lado tenemos la inversion realizada en  materia de Seguridad Pública, especificamente en los Programas llevados acabo por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional y por el otro la hecha en el Programa de Atención contra las Adicciones, llevado acabo por la Secretaría de Salud.

El narcotrafico, el uso de drogas y la inseguridad engloban un solo problema que tiene como causa común el consumo de drogas, estos, han sido temas que han llevado a nuestro país a una coyontura sobre desde que optica se debe de atender; pues por un lado, una parte de la población menciona que este tema se debe de atender desde el sector salud concientizando a la población sobre los efectos del uso de drogas y los riesgos y consecuencias de una adicción por las mismas.

Por otro lado, una parte de la población esta a favor de que es desde el sector de Seguridad Pública (en conjunto con la Secretaría de Marina, Secretaría de la Defensa Nacional y la PGR) que este problema debe de ser atacado mediante medidas mas severas para quienes consuman y comercien este tipo de sustancias.

El Gobierno Federal, se inclinó de manera mas notoria por la segunda accion desde el año 2006 con el sexenio de Felipe Calderon Hinojosa, el, declaró la famosa “Guerra contra el narcotrafico” la cual desrgaciadamente cobró la vida de muchas personas a lo largo y ancho de nuestro país.

Hoy en día, la lucha contra las organizaciones del narcotrafico tienen ha México convertido en un foco rojo de inseguridad, estados del norte, sur y sureste de nuestro país presentan indices de delinciencia nunca antes vistos, con lo que me parece prudente volver a planteranos la pregunta de ¿desde donde se debe atacar este problema?

Esto se le suma a la lista de retos que tendrá el ahora Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pues este no es para nada un tema menor y el nuevo Gobierno Federal debe de darle la importancia que este merece. Esto tomando en cuenta que el nuevo Gobierno Federal ha anunciado en muchas ocasiones en el pasado que se harán recortes para poder cumplir con la llamada Austeridad Republicana.

El nuevo Gobierno Federal enfrentará entre muchos otros temas al narcotráfico, el consumo de drogas y las adicciones, aunque ahora que tanto se pregona un cambio no estaría nada mal que se volvieran a plantear la pregunta ¿desde donde se debe atacar este problema?