La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados emitió su opinión favorable en torno a la iniciativa de Morena para despenalizar el aborto a nivel nacional durante las primeras 12 semanas de embarazo, lo que representa un paso adelante para su dictaminación y posterior discusión en el pleno.

La iniciativa, presentada por la diputada Lorena Villavicencio, que propone reformas a los artículos 329, 330 y 332 del Código Penal Federal, fue avalada por la comisión con 11 votos a favor y tres en contra, de las diputadas morenistas Susana Beatriz Cuaxiloa y Graciela Zavaleta, y de la panista Josefina Salazar.

El dato: La Arquidiócesis de Xalapa criticó que los diputados federales busquen legalizar la interrupción del embarazo en todo el país en vísperas de Navidad.

El proyecto contempla la imposición de tres a seis meses de trabajo a favor de la comunidad a la mujer que voluntariamente practique la interrupción del embarazo o consienta que otro lo haga, después de las doce semanas de gestación.

“En este caso, el delito de aborto sólo se sancionará cuando se haya consumado”, indica la propuesta de reforma al artículo 330 del Código Penal.

En tanto, la modificación al artículo 332 considera como excluyentes de responsabilidad penal el aborto por violación; cuando la mujer “corra peligro de afectación grave a su salud a juicio del médico que la asista”, siendo necesaria una segunda opinión; cuando el producto presente alteraciones genéticas que puedan dar como resultado daño físico, mental o ponga en riesgo su sobrevivencia, siempre que se tenga el consentimiento de la madre, y cuando se realice antes de las 12 semanas de gestación.

No obstante, mantiene la medida de aplicar de uno a tres años de prisión a quien obligue a una mujer a  practicarse un aborto, aun con su consentimiento, y de tres a seis años a quien lo haga sin la autorización de la futura madre.

A su vez, se propone la derogación de los artículos 333 y 334, que establecen que no será condenable el aborto causado “sólo por imprudencia de la mujer embarazada o cuando el embarazado sea resultado de una violación y en casos en los que el embarazo sea causante de poner en peligro su vida”.

La iniciativa de Morena presentada en el pleno de San Lázaro el pasado 8 de noviembre señala que serán formas de violencia contra la mujer la esterilización, el aborto y embarazo forzados, así como la tipificación del aborto como delito con pena privativa de la libertad en cualquier Código Penal.

Una vez que se conoció la opinión favorable de la Comisión de Derechos Humanos, Sylvia Garfias, diputada del PAN, aseveró a La Razón que el proceso de votación se realizó de manera irregular toda vez que se hizo con sólo 14 legisladores, cuando se requerían por lo menos 17 para tener el quorum necesario.

“Habilitaron incluso a la compañera Lorena Villavicencio que a principios de la legislatura no formaba parte de esa comisión, con el objeto de que formara parte y fuera a exponer la iniciativa y que entonces obtuviera mayoría”, señaló la legisladora blanquiazul.

Indicó que la votación se realizó, además, fuera de tiempo, ya que el 8 de diciembre ya había vencido el tiempo para llevarse a cabo en comisiones.

“La iniciativa se presentó el 8 de noviembre, de manera que el 8 de diciembre ya había vencido el plazo; encontraron según ellos (diputados de Morena) un recoveco legislativo o una explicación que no nos deja satisfechas”, dijo.

Frente por la Familia rechaza iniciativa

El Frente Nacional por la Familia expresó su desacuerdo en la forma en que el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Hugo Rafael Ruiz Lustre, de Morena, condujo la sesión del pasado viernes.

En un comunicado, el Frente acusó que sin contar con el quorum requerido, un reducido grupo de legisladores emitió la opinión en sentido positivo a la iniciativa para la despenalización del aborto.

Asimismo, el documento informó que la sesión se realizó inicialmente con poco menos de dos tercios de los legisladores que integran la comisión (19 de 32) y durante el desarrollo de la misma, cinco diputados abandonaron la reunión.

De acuerdo con la organización, el diputado Hugo Rafael Ruiz incurrió en dos omisiones graves: interpretar erróneamente que el reglamento ponía de plazo el momento en que la iniciativa se había turnado a la comisión y no cuando fue presentada, por lo que, de acuerdo a ese criterio, la fecha límite vencía el 22 de diciembre (y no el 21) y someter a votación la iniciativa con sólo 14 legisladores en la sesión.

Los legisladores que votaron a favor de la iniciativa que busca legalizar el aborto en México, fueron: de Morena, Lorena Villavicencio Ayala, Hugo Rafael Ruiz, Erika Vanessa Del Castillo Ibarra,  Dorheny García Cayetano, Claudia Tello Espinosa, Samuel Calderón Medina, Jannet Téllez Infante y Adriana Aguilar Vázquez. Por el PRD, Mónica Bautista Rodríguez; de MC, Kehila Abigail Ku Escalante y la independiente Ana Lucía Riojas Martínez.

El Frente por la familia advirtió que este resultado es una clara muestra de cómo los grupos proaborto intentan, por todos los medios posibles —sin importar que éstos sean indebidos—, establecer la cultura de la muerte y acallar las voces indefensas de quienes están por nacer.

Finalmente, indicó que no cejará en su lucha por defender el derecho fundamental de la humanidad: la vida.

Asimismo, refrendó que no hubo transparencia en dicho proceso y externó  su rechazo a la forma en que la citada comisión llevó a cabo la sesión el pasado viernes, pues en ningún momento tomó en cuenta la opinión de la sociedad civil organizada.