El género de zombies está convirtiéndose en el nuevo caballo de batalla para Netflix. Tal vez porque siente la atención del lado de The Walking Dead, ahora la plataforma acaba de poner en línea una serie surcoreana llamada Kingdom, que nos sumerge en la Corea feudal cuando los muertos se levantan y ponen en peligro el reino de los Joseon. Deadline nos recuerda que Netflix volverá a da vida a la franquicia de Resident Evil, desaparecida de la pantalla grande desde 2016.

Constantin Film, la productora alemana detrás de los seis largometrajes de la saga de terror, coproducirá la serie. Hasta el momento es imposible saber si Milla Jovovoch, heroína de la franquicia, y el director Paul W.S. Anderson formarán parte del proyecto. Tenemos nuestras dudas: el dúo le ha dedicado 14 años de sus vidas a Resident Evil, y la crítica jamás reconoció su calidad (contrario a su éxito comercial que la convirtió en la franquicia de adaptaciones de un videojuego más prolífica de la historia).

Netflix se encuentra en este momento buscando al showrunner perfecto para hacer la serie. El proyecto no será forzosamente un reboot, sino que profundizará en la mitología de los videojuegos desarrollados por Capcom. El punto de partida será similar al de Alice en la primera película, con el regreso de la poderosísima Umbrella Corporation así como del virus T que arrasó con la civilización y llevó a una era apocalíptica. En fin, la receta tradicional de Resident Evil: un ambiente obscuro con escenas de acción gore y guiños a la franquicia de videojuegos.

Por otro lado, no sabemos si Constantin Film está pensando en lanzar un reboot de películas. En diciembre de 2018, la productora contrató al guionista y director Johannes Roberts para desarrollar un nuevo punto de partida con un elenco inédito. En otros palabras, aún tendremos zombies en nuestras pantallas durante un buen rato.