ATISBOS

En 2018 el turismo nacional captó 23 mil 263 millones de dólares al recibir a 41 millones 55 mil visitantes extranjeros y el estado de Quintana Roo aportó, en ambos casos, la mayor cantidad. Esta situación boyante podría verse afectada porque sobre las playas paradisiacas de Cancún, Puerto Morelos, Tulum, Mahahual, Tulum  y Chetumal, se cierne una amenaza de proporciones apenas imaginables para la que, aunque conocida, no hay una estrategia de mitigación: la llegada masiva de sargazo.

Pese a la magnitud del problema que genera esta plaga, aún es subestimada al tener que negociarse el financiamiento para estudiar su impacto y las formas de controlarla y aprovecharla, hay desvinculación entre el sector privado y los gobiernos municipal, estatal y federal, y no existe un órgano coordinador que integre y oriente los esfuerzos que se realizan para darle solución.

La Universidad de Florida, Estados Unidos, pronostica con base en el monitoreo sobre las masas flotantes que hay en océano abierto, que el sargazo tiene alta posibilidad de llegar en grandes cantidades a las playas  del Caribe Mexicano, aunque, sin especificar a dónde.

Para obtener esa predicción se requiere un monitoreo más detallado y modelaje, que no se han implementado, informó Brigitta Inevan Tussenbroek, investigadora de la Unidad Académica Sistemas Arrecifales Puerto Morelos, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

“No tenemos idea de la capacidad de resiliencia del entorno ante este evento”.

Pero sobre lo que no hay duda, es que si la situación es similar a la de 2018, se puede tener a muy corto plazo un desastre ecológico y socioeconómico porque toda la actividad económica en Quintana Roo depende del turismo.

Para mitigar los efectos del sargazo  (tipo de macroalgas marinas pardas o cafés que flotan y crecen en el océano y se acumulan por montones en las playas afectando los ecosistemas y sus especies, provocando mal olor y estragos al paisaje) se requiere, dice la estudiosa, además de investigación, una iniciativa integral que considere el conocimiento científico, el marco jurídico y una vinculación operativa con y entre los tres niveles de gobierno y el sector privado para definir cómo colectarlo en mar abierto.

ACCIÓN.- La preocupación por la presencia de sargazo en destinos de playa de la cuenca del Mar Caribe fue manifestada en Madrid, España, por Miguel Torruco, secretario de Turismo del gobierno de  México. Al destacar la importancia de que los ministerios de Turismo y de Medio Ambiente trabajen en estrecha coordinación para realizar acciones comunes que permitan enfrentar este fenómeno natural, llamó a realizar una reunión internacional. Solo falto ponerle fecha.

ALTERNATIVA.- Del sargazo se puede obtener gas metano y generar energía mediante el proceso de biodigestión para electrificar los complejos turísticos y zonas urbanas del litoral de Quintana Roo. Las medidas para mitigar la contaminación del sargazo, como la anterior, deben ser tomadas pronto para evitar daños irreversibles al arrecife: Norma Patricia Muñoz Sevilla, investigadora del IPN y coordinadora de la Red de Océano, Clima y Cambio Global.

DESAFÍO.- Alrededor de nueve mil maestros (CNTE) de Michoacán que reclaman el pago de seis a ocho mil millones de pesos, tienen en jaque al gobernador Silvano Aureoles y desafían al gobierno de la República al advertir que no levantarán el bloqueo de las vías férreas (que es delito federal) ni regresarán a clases, si no se cumplan todas sus demandas. El presidente López Obrador dijo que no se reprimirá a la CNTE, pero tampoco caerá en chantaje ¿?