Por: Allie Ann

Una nueva investigación, llevada a cabo por la compañía Advanced Brain Monitoring, muestra que los cerebros de las personas que trabajan juntas en un equipo se sincronizan.

Los investigadores descubrieron que las ondas cerebrales de los miembros de un equipo se acoplan conforme los individuos trabajan juntos. Además, éstas ondas pueden revelar quien será el líder del grupo.

Para entender por qué algunos equipos no son tan efectivos como otros y como resolver estos problemas los científicos realizaron una serie de experimentos mientras analizaban la actividad cerebral de las personas involucradas en los proyectos.

En uno estudio, pequeños grupos de estudiantes debían resolver problemas de ciencia y matemáticas que requerían de una solución colaborativa, mientras utilizaban gorros de electroencefalograma (EEG), lo cuáles rastrean patrones de actividad eléctrica en el cerebro de las personas. Los equipos que resolvieron los problemas mostraron una mayor sincronía de actividad cerebral que aquellos que no dieron con una solución.

En otro experimento, se le pidió a los participantes resolver una caso de estudio ético, basado en una situación de la vida real. Basándose en el aumento de la actividad eléctrica promedio en la región cerebral theta, la cual es una señal clave del compromiso mental, los investigadores lograron definir hacia la mitad del ejercicio quienes emergerían como líderes.

Los resultados, presentados en la conferencia de NeuroGaming 2015, podrían no sólo ayudar a entender porque algunos grupos crean una conexión inmediata, mientras que a otros les cuesta más trabajo, sino también ser aplicados para ayudar en el entrenamiento de liderazgo.