La depresión clínica puede afectarte desde trastornos de sueño hasta debilitar tus defensas contra infecciones.

La depresión clínica puede interferir con nuestras habilidades para funcionar adecuadamente. El trastorno, además de afectar la forma en como te sientes, también puedes alterar a tu cuerpo, causa varios síntomas, muchos de los cuales son fáciles de descartar o ignorar. Estos pueden incluir una tristeza abrumadora, aflicción y sensaciones de culpa.

Es una condición medica seria que tiene efectos dramáticos en la calidad de vida. Las personas que la padecen a menudo desarrollan otras enfermedades, las cuales son:

  • Sistema nervioso central

Quienes la padecen a menudo se sienten cansadas la mayor parte del tiempo, tienen problemas para dormir, irritabilidad, enojo y falta de interés en realizar actividades que antes se disfrutaban, podría ser descrito como un sentimiento de vacío o desesperanza.

Los síntomas físicos pueden reflejarse en dolores de cabeza, dolores corporales crónicos u otro tipo de dolor que no responde al medicamento.

  • Sistema digestivo

La depresión puede afectar el apetito, algunas personas comen compulsivamente, otros pierden el apetito o dejan de alimentarse apropiadamente. Los síntomas pueden no mejorar con medicación.

  • Sistema cardiovascular

La depresión y el estrés van de la mano. Las hormonas del estrés aumentan el ritmo cardiaco y estrechan los vasos sanguíneos, colocando al cuerpo en un estado prolongado de emergencia. Con el tiempo, esto puede resultar en problemas del corazón.

La recurrencia de problemas cardiovasculares esta mas relacionada con la depresión que con la diabetes, la hipertensión y fumar.

  • Sistema inmunitario

El sistema encargado de defenderte contra enfermedades también se puede ver afectado, la vulnerabilidad a infecciones va de la mano con la exposición al estrés prolongado.

Así que recuerda, la depresión clínica es una padecimiento serio que va más haya se ansiedad o tristeza, y que en ocasiones requiere de tratamiento profesional para mejorar.

Fuente: Muy Interesante