Estar parado en lugar de estar sentado durante seis horas al día podría prevenir el aumento de peso, además de ayudar a las personas a quemar calorías.

Normalmente las personas se sientan hasta siete horas al día, e incluso aquellos que son físicamente activos pueden pasar la mayor parte del día en una silla, lo que se ha relacionado con la epidemia de obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Estar de pie quema 0.15 kcal por minuto más que sentarse. Al sustituir el estar parado por estar sentado seis horas al día, una persona de 65 kg gastaría 54 kcal adicionales por día.

Suponiendo que no exista un aumento en la ingesta de alimentos, eso equivaldría a 2.5 kg en un año y 10 kg en cuatro años.

Fuente: Muy Interesante