con-chanfle

En diciembre pasado, Andrés Manuel López Obrador anunció que anulaba la Reforma educativa de Peña Nieto y que enviaría al Congreso una nueva iniciativa para reformar la educación. La próxima semana esta pautada que la Reforma se discuta en la Cámara de diputados, El plan general de educación establece en lo fundamental el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares. Aquí algunos de sus postulados:

  • Contiene la revaloración de los docentes, a través de la creación del Instituto Nacional para la Revalorización del Magisterio, donde tendrán mejora continua y al que se le dota de más amplias competencias, entre las que se incluye la determinación de estándares e indicadores de resultados, y la certificación de desempeño de instituciones, autoridades y actores de la enseñanza.
  • A los principios tradicionales de la educación se le agrega la universalidad, la integralidad, la equidad y la excelencia, como postulados básicos de la educación pública impartida por el Estado. La calidad debe de ser el piso y no el objetivo final de la educación.
  • La evaluación magisterial continúa, no se elimina; los maestros la aceptan, pero no ligada a lo laboral o a permanecer en la plaza. La propuesta es hacer una evaluación diagnóstica que permita conocer dónde hay fallas e identificar áreas de oportunidad, para diseñar un modelo de capacitación para los docentes, en el cual se invierta, y no en publicidad”.
  • Al magisterio nacional se reconoce por primera ocasión como agente de cambio y se garantiza su desempeño a través de un nuevo servicio de carrera profesional.
  • También se fortalecen las escuelas normales y las instituciones de educación superior que brindan formación pedagógica, para mejorar sus métodos de enseñanza y mejorar la calidad de la formación. Para cambiar la educación debemos ir al origen, y el de la formación magisterial son las normales, a las que se propone apoyar en la iniciativa.
  • La fallida reforma educativa, además de acompañarse de una desvalorización de las y los maestros, los ahoga con cargas administrativas adicionales que demandan, según sus testimonios, la mitad de su tiempo laboral para responder cuestionarios y realizar otras tareas no sustantivas que afectan notablemente su desempeño en el aula.
  • Se consagra el principio de la obligatoriedad de la educación superior. Se establece el derecho de los maestros a contar con un sistema permanente de actualización y formación continua, como un derecho establecido en la Constitución.
  • Se marca la obligación de incluir en los planes de estudio la promoción de valores, el civismo, la cultura de paz, la solidaridad internacional, el respeto a los derechos humanos, la historia, la cultura, el arte, la música, el deporte y el respeto al medio ambiente, entre otros. Además, se regresa el civismo a las escuelas como parte sustancial de la formación.
  • Un país pluriétnico y pluricultural como México, debe tener una política diferenciada en materia educativa y expresar una visión regional en la formulación de contenidos. Se trata de una política incluyente, la cual incorpora un énfasis en educación indígena, indígena bilingüe y bicultural, para combatir las desigualdades sociales, de género y regionales.
  • En materia de educación superior, la obligatoriedad se reforzará buscando acceso de todo joven. Se trabaja con varias universidades para buscar la forma de atender a más alumnos. Se debe analizar, dado que estas instituciones tienen pocos recursos y cuotas de ingreso, la forma en que se hagan de recursos propios a través de la investigación, desarrollo, la relación con la propia comunidad y la planta productiva que tienen un enorme potencial.
  • Sobre el instituto que se creará en lugar del INEE, se contempla la formación profesional de la gestión escolar para directores y supervisores, además de la realización de estudios, mediciones, evaluaciones e investigaciones especializadas dentro de un esquema de evaluación pertinente.
  • El calendario es el siguiente: se realizarán siete audiencias públicas para incluir en el dictamen final los puntos de vista de organismos internacionales, escuelas normales, universidades y del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
    • Las siete audiencias públicas se realizarán del 6 al 16 de febrero, los días miércoles, viernes y sábado, a fin de evitar que interfieran con el desarrollo de las sesiones del pleno de la Cámara baja.
    • De esta forma, se prevé discutir y aprobar el dictamen en el pleno durante la primera quincena de marzo o a más tardar en abril.