El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un urgente llamado a las empresas contratistas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a reestructurar los contratos “leoninos” y “desproporcionados” que la sumieron en la inoperatividad, o de lo contrario estableció se tomaran otro tipo de medidas que otorga la ley.

Al tocar el tema de la destrucción del Sector Energético en México, López Obrador manifestó que la CFE pasó de ser una empresa exitosa hasta 1992, –que producía el cien por ciento de la energía que demandaba el país–, a un ente gubernamental deficitario con el cual ahora se compra el 50 por ciento de la demanda eléctrica nacional.

Recalcó que en los últimos 40 años de política privatizadora, se le entregara el mercado a empresas particulares en vez de mejorar, “es algo parecido al deterioro de Pemex, de cómo se esmeraron en destruir a Pemex, al grado de que ahora estamos produciendo petróleo como se hacía hace 40 años, y este periodo coincide con la política llamada neoliberal. Fue un rotundo fracaso”.

Señaló que en el caso de la Comisión Federal de Electricidad, México es de los países que tiene que pagar más cara la energía eléctrica, “pagamos más en México por la energía eléctrica que en Estados Unidos y no era así, se han hecho negocios jugosos al amparo del poder público, se han celebrado contratos ´leoninos´, contratos para favorecer a particulares”.

Apuntó, “últimamente –sexenio de Enrique Peña Nieto– se dieron contratos para la construcción de gasoductos a particulares y como aval la CFE. Hay siete gasoductos parados que significan una erogación para el mediano plazo de 21 mil millones de dólares”.

Resaltó, “a esto hay que agregar que se subsidia a las empresas particulares porque no pagan por el servicio de la transmisión de la energía y hay que transferirles un subsidio por un concepto que se llama cargo fijo, que tiene que ver también con el mantenimiento de las empresas particulares”.

“Todo esto ha afectado las finanzas de la Comisión Federal de Electricidad. En todo esto han participado funcionarios, exfuncionarios del sector energético, de la Comisión Federal de Electricidad, la práctica totalmente inmoral que los funcionarios terminan su desempeño en el sector público y se pasan a trabajar a las empresas que reciben contratos”, subrayó.

Aseveró, “qué es lo que estamos buscando al dar a conocer toda esta información, lo que estamos buscando es que se logre, en el marco de la ley, una reestructuración de acuerdos y de compromisos de manera voluntaria. Estamos exhortando a las empresas que tienen acuerdos con la Comisión Federal de Electricidad para que conjuntamente celebremos un convenio, se revisen contratos y, sobre todo, se haga el acuerdo de que no van a aumentar los precios de la energía eléctrica”.

Recalcó, “el Estado mexicano tiene el compromiso de no aumentar los precios de la energía eléctrica a los consumidores, pero queremos que las empresas particulares ayuden en este propósito.  De ninguna manera se va a hacer por la fuerza, queremos que sea una participación voluntaria. Se va a convocar a ese propósito a las empresas particulares, en un plan de conciliación para buscar reparar el daño”.