El técnico de la selección mexicana de futbol, Gerardo Martino, dijo que más allá de que un jugador sea llamado a una representación nacional por el entrenador, la motivación es portar la camiseta. Durante una conferencia de medios, el sudamericano comentó que cuando el entrenador de una selección tiene que motivar a los jugadores se tiene un problema, ya que portar la camiseta de una selección es más que motivación.

Esto en relación a la situación que vive el delantero internacional Javier Hernández, quien se ha visto relegado de la representación nacional, “lo tenemos contemplado, pero dependerá de la condición en que esté. Deben estar convencidos de estar en el equipo”, señaló.

El “Tata” Martino externó que hasta el momento solo ha conversado con Carlos Vela y los hermanos Giovani y Jonathan Dos Santos, pero eso no significa que tienen seguro su convocatoria para la concentración de marzo venidero de cara a los juegos amistosos en Chile y Paraguay.

“Valoramos a los que juegan en ligas importantes, pero también a aquellos que tengan continuidad. Todavía no hablamos con los del exterior, no puedo hablar si Javier tienen desencanto o no, indudablemente para nosotros es un jugador que está muy considerado”, explicó.

El timonel argentino sostuvo que los jugadores que sean convocados para la próxima concentración serán aquellos que tengan continuidad, pero también de los que tienen una jerarquía en el conjunto nacional.

“No puedo asegurar que los futbolistas que vengan en futuras concentraciones son futbolistas que estén jugando 90 minutos cada fin de semana”, expuso.

Agregó que su preocupación es el ritmo que puedan tener los jugadores militantes en Europa y desde luego la continuidad, pero serán tomados en consideración para las demás concentraciones antes de la Copa Oro en Estados Unidos.
Buen trabajo

En su primera concentración con la selección mexicana de futbol, el timonel Gerardo Martino consideró que fue positivo el trabajo de tres días en los cuales encontró entrega y disponibilidad de los jugadores convocados, además de visualizar sus sistemas de juego.

“Positivo estos entrenamientos, muy positivo juntar en tres días a varios jugadores. Agradecimiento con los clubes, directores deportivos, por cedernos a los futbolistas en estos tres días. Nos ha venido bien para esclarecer y convivir con los futbolistas”, comentó el seleccionador.

Apuntó que ahora cuando tenga la oportunidad de pedir tanto a los jugadores locales como a los que militan en el extranjero no tendrá problemas para poder trabajar con gusto.