El presidente Andrés López Obrador aseguró “que en Cuenca de Burgos se invirtió muchísimo, se le dio un contrato especial a Repsol, de España, para extraer gas, se partió de la concepción que de esta manera se iba a producir más gas en Burgos, con este contrato. Se le dio muchísimo dinero a la empresa, no se aumentó la producción y fue un mal negocio para la nación, un jugoso negocio para la empresa, mal negocio para Pemex”.

Sostuvo, “tengo toda la historia de esos contratos onerosos, costosísimos y sin producción, y sin beneficio para Pemex y para la nación. Ese es el principal problema, la corrupción. En este caso es inyectar recursos, quitarle carga fiscal, pero sobre todo limpiar a Pemex de corrupción y esto nos va a permitir sacar adelante a la empresa, es el desafío que tenemos”.

Comentó, “los tecnócratas que apostaron a la privatización, que son corresponsables de la quiebra, del fracaso de Pemex, están ahora en una postura, para decirlo suavemente, de escepticismo, de que no se va a poder, que es mucha la deuda de Pemex, que va a ser imposible rescatar a Pemex. Yo acepto el desafío, vamos a sacar adelante a Pemex y va a ser una empresa productiva, una empresa que va a tener utilidades, que va a tener ganancias”.

Insistió, “es que se trata de un negocio redondo, pero claro, se puede tratar del mejor negocio del mundo, pero con la corrupción que le imprimieron cualquier negocio deja de serlo. Decía Rockefeller que el mejor negocio del mundo era el petróleo y el segundo mejor negocio del mundo era el petróleo mal administrado”.

Pero aquí se pasaron, hasta convertir a Pemex, “a esta empresa tan generosa en una empresa fracasada, cuando extraer un barril de petróleo en términos reales, independientemente de lo que costaba sacarlo antes y cuánto cuesta sacarlo ahora, en promedio cinco dólares y se vende en 55 dólares el barril, porque no se le paga renta a la Naturaleza, es una actividad extractiva. Pero, aun así, por la corrupción, tiene Pemex problema, sobre todo la caída de la producción”.

Añadió, “sí vamos a sacar adelante a Pemex y se va a terminar con la corrupción, que ya no se siga sangrando a Pemex, a estas empresas que son de la nación”.

Sobre el abasto de combustible en el país, destacó “estamos casi en la normalidad en cuanto al abasto de combustibles, pero decidimos hacer el balance a los dos meses, el 21 les vamos a presentar el resultado. Empezamos el 21 de diciembre y el 21 de febrero se cumplen dos meses, y queremos darles toda la explicación, cómo está actualmente, cómo la encontramos y cómo está actualmente, y a partir del 21 ya vamos a sólo darle seguimiento. Ya queda establecido el plan de vigilancia, pero ya lo controlamos, ya les puedo decir que tenemos abasto y ya bajamos el robo en un 90 por ciento”.