El titular del Ejecutivo federal Andrés López Obrador, consideró que si bien el Plan de Fortalecimiento a Pemex atenderá necesidades financieras de la institución, el gobierno federal continuará las acciones de combate al robo de combustible, “en este caso es inyectar recursos, quitarle carga fiscal, pero sobre todo limpiar a Pemex de corrupción y esto nos va a permitir sacar adelante a la empresa, es el desafío que tenemos”.

Subrayó, “estoy convencido de que el principal problema de Pemex, lo que llevó a Pemex a estos extremos de debilitamiento fue la corrupción. Si acabamos con la corrupción, Pemex va a renacer y esto aplica para el país”.

En tanto, Alberto Velázquez García director corporativo de Finanzas de Pemex, refirió que el conjunto de medidas logrará un incremento de beneficios para Pemex por 107 mil millones de pesos. El Plan de Fortalecimiento consiste en:

Incremento en el monto del incentivo fiscal para Pemex que logrará la disminución de la carga fiscal de 15 mil millones de pesos; operará de forma acumulativa, de tal manera que en 2024 alcanzará los 90 mil millones de pesos.

Anunció, “no se contratará nueva deuda este año, con lo cual se rompe el histórico promedio anual en este rubro por el orden de los 140 mil millones de pesos”.

Mientras que Carlos Urzúa Macías secretario de Hacienda y Crédito Público, indicó “durante el periodo 2013-2018, es decir, durante seis años, Pemex -en promedio, en pesos de 2019- contrató nueva deuda. No estamos hablando de que refinanció su deuda: contrató nueva deuda por el orden de 140 mil millones de pesos cada año, durante seis años. Si se multiplican 140.7 por seis, pues van a llegar a una cantidad del orden de 843 mil millones de pesos”.

Apuntó, “aumento de 36 por ciento en sus niveles de inversión en términos reales, gracias a diversas acciones en materia de austeridad. Capitalización por 25 mil millones de pesos, previamente considerada en el Presupuesto de Egresos de la Federación de este año. Prepago de deuda por 35 mil millones de pesos que realiza Pemex desde enero por concepto de pasivo laboral, es decir, pago de pensiones”.

Refirió, “de dónde provienen justamente esos apoyos del gobierno federal, básicamente del esfuerzo que se está haciendo en todo el gobierno por bajar el costo de operación. La austeridad es la fuente primaria de poder destinar estos apoyos a la empresa y también obviamente del esfuerzo recaudatorio que está teniendo el gobierno federal, de tal forma que estos apoyos que se dan, se dan bajo un principio de responsabilidad fiscal del gobierno federal”.

Octavio Romero Oropeza titular de Pemex, resaltó que con el Plan de Fortalecimiento “se inicia un ciclo de saneamiento en las finanzas de Pemex; desde luego, el problema es muy grande y lo importante es que a partir de este año inicia este proceso que seguramente va a concluir, en lo que decía el señor presiente de la República, en una empresa productiva, en una empresa sana”.