El legislador local José Martín Padilla Sánchez aseguró que “la nueva Ley de Participación Ciudadana de la Ciudad de México no saldrá de las cuatro paredes del Congreso ni de los escritorios de los legisladores, sino de las iniciativas y propuestas de los ciudadanos quienes tienen en la Constitución el marco jurídico para impulsar el cambio en sus comunidades y la transformación del país”.

Al seguir la ruta por las Alcaldías de la capital ahora en Azcapotzalco, el presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso capitalino mencionó que se consultará a la población y “sus ideas, sus formas de pensar y sus propuestas” serán incluidas en el nuevo ordenamiento.

Ante vecinos y vecinas de Azcapotzalco, encabezados por sus concejales y el Alcalde, Vidal Llerenas Morales, dejó en claro que a diferencia de los representantes populares del pasado, “ahora “venimos a escucharlos, porque no queremos hacer una ley de cuatro paredes, queremos tomar la consulta y la participación de todos ustedes, queremos llevarnos sus propuestas para que los integrantes de la Comisión de Participación Ciudadana la integren al momento de elaborar el documento”.

Recalcó, “ahora los ciudadanos tienen su Constitución Política en la cual se incluyen los mecanismos de participación directa para impulsar el cambio en la ciudad, como es el caso del referéndum, el plebiscito, la consulta ciudadana, la consulta popular, la iniciativa ciudadana, las asambleas ciudadanas, los comités ciudadanos, la silla ciudadana, el presupuesto participativo, la colaboración ciudadana, los observatorios ciudadanos y las contralorías ciudadanas”.

En tanto, la Concejal presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana de la Alcaldía de Azcapotzalco, Nancy Núñez, lamentó que las leyes se legislen o se planeen desde el escritorio o en mesas de acuerdo sin que se recoja el punto de vista de quienes viven día a día los problemas de la ciudad.

Apuntó, “eso debe ser uno de los principales cambios. Quienes estamos o tenemos una oportunidad desde el gobierno, desde las trincheras del Poder Ejecutivo y Legislativo, ya no podemos estar desde una oficina planeando, tenemos que cambiarnos el chips para consultar a la ciudadanía para conocer qué es lo que quieren los ciudadanos, para ver cómo le regresamos el poder a la ciudadanía”.