ATISBOS

OSTENTACIÓN.- Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, de acuerdo al principio jurídico penal que establece la inocencia de la persona como regla. A Carlos Romero Deschamps -cuyo salario según PEMEX es de 11 mil pesos al mes- se le atribuye enriquecimiento ilícito a partir de que en 1993 se convirtió en líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Su ostentación lo delata y en la percepción de la población aparece como un personaje corrupto al que protegen el fuero político –tres veces diputado federal y dos senador- y sus incondicionales sindicales que interpusieron un amparo para no dar información que lo relacione con convenios o apoyos económicos que el STPRM haya recibido de Pemex -independientemente de la protección legal que se procuró para no ser detenido ni llamado a declarar en cuanto al robo de combustible- porque el 3 de febrero Jorge Fuentes García y Aarón Hernández Jarillo, miembros de la Alianza Petrolera, interpusieron denuncia penal ante la Fiscalía General de la República por su presunta relación con las tomas clandestinas en los ductos. Publicaciones periodísticas han dado a conocer sus excesivos gastos: regaló a su hijo José Carlos un Enzo Ferrari, vehículo de edición limitada con un valor de casi dos millones de dólares   (Revista Proceso 23-2-2013); trascendió además que su hija Paulina vive entre el lujo y la opulencia. Sus excentricidades incluyen viajes por todo el mundo en aviones comerciales y privados, y yates, siempre acompañada por sus tres mascotas -los bulldogs ingleses Keiko, Boli y Morgancita-, comilonas en exclusivos restaurantes con vinos de más de 10 mil pesos la botella, y bolsas Hermes de miles de dólares. En mayo de 2013 el Diario Reforma publicó que Romero Deschamps ostenta un reloj marca Audemars Piguet con incrustaciones de oro, con valor de entre 40 mil y 200 mil dólares, y que tiene un departamento en Cancún valuado en aproximadamente 1 millón 350 mil dólares. El mismo diario informó (28-12-2014) que el líder petrolero compro la llamada “Casa Blanca”, que la Primera Dama, Angélica Rivera puso en venta, y a mediados del 2018 reportó la construcción de una mansión en Acapulco con inversión estimada en seis millones 400 mil dólares.

FIN.- A días de las elecciones, Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial del movimiento-partido Morena, dijo que si gana pondrá fin a la corrupción sindical, y no habrá líderes “charros”, como Romero Deschamps. En Veracruz, el pasado 2 de febrero, dijo en un mitin sobre el líder petrolero que aplicará democracia sindical, pues el gobierno ya no tiene líderes favoritos. (Pero) No piensen que voy a quitar a uno y voy a poner otro.

SALARIO.- El joven, Romero Deschamps –se cuenta- cortaba leña para una señora cuyo esposo, un superintendente de Pemex, lo invitó a trabajar en la refinería de Salamanca como eventual. Años después, Joaquín Hernández Galicia “La Quina” lo encumbró a la secretario general y de ahí pasó a ser el líder sindical que afirma Pemex cobra 11 mil 11 pesos al mes, según expediente del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (Agencia Proceso 17-10-2018).

MERECIDO.- Rosario Ibarra de Piedra recibió de la Cámara de Diputados la Medalla al Mérito Cívico Eduardo Nery en reconocimiento a su activismo en defensa de los derechos humanos. La además política –dos veces candidata a la Presidencia, senadora, y cuatro nominaciones al Premio Nobel de la Paz-, luchó contra el terrorismo de Estado en los gobiernos de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría al desaparecer su hijo. Creó el Comité Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, conocido como Comité “Eureka”.